Mark Sixma

El alfa y el Omega de Mark Sixma

El titular de este artículo, no sólo se trata de un juego de palabras entre las dos facciones que está mostrando el productor holandés Mark Sixma últimamente y su último track llamado Omega, sino que a la vez deja en descubierto nuestra increíble capacidad creativa y léxica, dominando como si de Góngora o Quevedo se tratase el Castellano, cumbre de las lenguas romance (nótese la ironía). Tras esta pequeña y esperpéntica entradilla, comencemos.

Hemos expuesto ya que Mark Sixma, uno de los productores más afines al lado más comercial del magnate discográfico del trance, en la mayoría de sus vertientes, Armada Music, y una de los principales apoyos de Armin van Buuren en sus sets más orientados a ‘todos los públicos’, está diversificando sus últimos lanzamientos en dos vertientes muy opuestas pero con un denominador común, la pista de baile.
Tan pronto una semana nos sorprende con el anuncio de un álbum recopilatorio de tracks originales de M6 junto a remixes, tanto del propio Mark Sixma con su alias M6 (del que os haremos un resumen orientativo a continuación) como de otros productores tales como Photographer o ReOrder a sus propias canciones, como a la semana siguiente se encela con el big room más melódico y nos brinda Omega, sin transición alguna y sin ton ni son, como si el bueno de Mark, en una orgía romana fuese el que parte el bacalao, repartiendo a diestro y siniestro, sin filtros ni patrones.

M6 era un alias que habíamos creído olvidado quienes seguimos esta música desde tiempos pretéritos (de hecho fue el alias con el que debutó como artista con ‘Destination 6‘), pero como bien habréis podido comprobar si habéis escuchado Destination 6, muy distinto a su filosofía actual. Bien es cierto que el trance ha cambiado mucho, pero sería como pedirle a Gaia que de repente, se dedicase a sacar acid trance, si tienes un alias debes conservar su esencia por mucho que evolucione la música, regla número uno.

M6 inicialmente era un alias destinado al tech trance, oscilando entre los 135 y los 140 bpms pero con una base cargada de groove, recordando a aquel techno desgarrador de finales de los 90 que hoy en día solo conservan nombres como Joint Operations Centre (precisamente alias en el que John O’Callaghan sí que ha sabido mantener la filosofía), Alex di Stefano o Mark Sherry.
Lo que actualmente ha hecho resurgir a M6 no es más que un nuevo estilo de trance que está pegando con mucha fuerza, mezclando muchos de los elementos de los estilos más agresivos como el psy, el acid, el hard trance o el big room, conservando precisamente la filosofía del último citado, canciones hechas para la pista y muy repetitivas unas de otras, pero que de momento, están cuajando a la perfección en Armada de la mano de nombres como Ben Nicky, Chris Schweizer, Heatbeat o SkyPatrol y que, Mark Sixma, como buen cinturón negro en las orgías indiscriminadas, ha sabido aprovechar a la perfección.

Puedes hacerte tanto con ‘Omega‘ como con su nuevo álbum de M6 pinchando en sus respectivos enlaces..