Serendipia 002: JfAlexsander (Febrero 2020)

Segunda edición de Serendipia, el espacio dedicado a conocer un poquito más a cada artista, y en esta ocasión contamos con José Felix Gordillo, de origen andaluz pero afincado en la localidad de Breda en Gerona desde hace años. Hemos charlado con este productor, DJ y director de varios sellos discográficos sobre sus orígenes, sus métodos de trabajo y su visión acerca de la escena en general.

Gonzalo Bam (GB): Háblanos un poco de tus inicios, ¿cuáles fueron tus primeros conocimientos en la música electrónica y cuál fue el motivo por el que decidiste producirla?

JfAlexsander (JF): Yo desde pequeño ya escuchaba muchos tipos de música, y además estilos muy dispares desde rumbas y boleros hasta el famoso programa ‘It’s Your Time’ con Toni Peret y Zona 3 con Sonia Britz, y la verdad es que me gustaba mucho, y eso que yo no soy una persona que suela memorizar mucho los nombres de los temas o los artistas en concreto, pero lo único que tuve claro escuchando aquella música era que de verdad me gustaba, y combinándolo con todos los otros estilos de música que escuchaba supongo que fue el paso que necesitaba para hacerme productor.

Escuchar ese programa para mí era lo máximo, ponía mucha música nueva de importación y realmente disfrutaba cuando era pequeño poniéndome los auriculares , me teletransportaba a otro mundo literalmente. Si te tuviese que decir algún nombre en concreto, recuerdo que disfrutaba mucho de Michael Jackson y toda la música nueva de esa época. También recuerdo hacer programas de radio de cachondeo, grabándonos con los casetes y editándolo después para escucharlo entre nosotros, comenzó siendo un juego pero eran mis primeras inquietudes con la música al fin y al cabo.

GB: Háblanos entonces de los inicios en la producción, ¿fue difícil empezar con una tecnología más rudimentaria de lo que hay ahora?

JF: El primer programa que descubrí fue el Reason 4. Al principio no me enteraba de nada pero poco a poco fui comprendiendo la mecánica del software con los años y fui madurando mis producciones, al igual que con el Fruity Loops y con Ableton, que es lo que actualmente uso. Recuerdo que los primeros temas que hice los compartía en una página web llamada ‘Hispasonic’ y allí conocí a compañeros que también hacían música. Nos escuchábamos nuestros temas, compartían mi música y yo también pude conocer muchísima música nueva e ir madurando mi producción.

GB: Viviste de joven la explosión de la música electrónica en el mundo de la noche, sobretodo en Cataluña y la Florida 135 con la incursión de nuevos sonidos como la makina, el bakalao y el techno, ¿qué puedes contarnos acerca de ello?

JF: Si te tuviese que decir un músico que más me marcase cuando iba a las discotecas era Vanilla Ice, tenía un rollo funky que era muy pegadizo y tuvo una incursión brutal en las discotecas, pero más enfocado al panorama club, sin duda me quedo con el sonido acid house. Eso era alucinante sin dudas y me da mucho coraje que pese a que se hagan aún temas de acid house no es un estilo de música que haya sobrevivido.

También en Florida se podía disfrutar del techno de la vieja escuela, con Oscar Mulero y Cristian Varela. La primera vez que entré me quedé fascinado porque por dentro es un lugar alucinante, y si encima lo que sonaba era un estilo completamente nuevo para la gente pues ahí tienes el resultado de por qué ha perdurado tanto. También se pusieron de moda las drogas en aquella época, ya que se crearon drogas nuevas exclusivamente para ese tipo de fiestas y la gente las vivía con una mezcla de sensaciones tan fuerte que quería repetir una y otra vez. Yo nunca he sido partidario de eso pero al fin y al cabo es una realidad bastante visible.

GB: ¿Y cómo has visto como ha evolucionado la música desde entonces?

JF: Yo tampoco creo que sea la música la que evoluciona, que lógicamente sí, pero creo que también es la época en general, cada época ha ido ligada a un estilo de música y cada época ha ido ligada a una manera de hacer las cosas, cada vez más nueva, con nuevas influencias y softwares de producción mucho más potentes. A día de hoy por ejemplo creo también que se hace música muy repetitiva y simple, como que se ha perdido un poco la creatividad que se tenía antes y a lo mejor ha habido una evolución en la forma de producir pero que no se termina de ver plasmada en el resultado de las canciones.

También se han generado estilos nuevos de música fruto de las diferentes evoluciones del house y el techno, y gracias a eso conocí el deep y el progressive, sonidos más tranquilos que son con los que más me siento identificado y es lo que más produzco ahora al fin y al cabo.

GB: ¿Y tú en el estudio cómo te encuentras a la hora de producir a día de hoy con todas estas tecnologías? ¿Cuál es tu método de producción?

JF: Depende, hay días que los tengo buenos y malos. Hay días que puedo hacer una canción del tirón y hay días que estoy saturado y no me sale absolutamente nada. Depende de ese estado de ánimo puedo producir deep y progressive o puedo producir techno. Día tras día eso sí escucho música ya que tengo la suerte de que en mi trabajo puedo escucharla, y de esa música que voy escuchando día tras día me voy influenciando y en cuanto voy al estudio tras haber escuchado música me siento más relajado a la hora de poder crearla. Por lo general me muevo entre 7-8 sellos de los cuales saco mis influencias para poder producir, son de un deep muy elegante y me gusta mucho para producir, pero bien es cierto que a veces te cansas un poco de producir siempre lo mismo e intentas hacer otras cosas, o las mismas de manera diferente, pero perder la cabeza en el estudio es muy fácil y tienes que salir de la zona de confort a veces.

GB: ¿Y de techno a día de hoy sigues teniendo influencias a la hora de producir?

JF: Sí, sin duda. De hecho en techno saco mi faceta más oscura, y la principal influencia de ello es Oscar Mulero y su sello Pole Group. También como dije antes el techno que me gusta es el de la vieja escuela, y recuerdo muchas veces las raves del desierto de los Monegros, el Sonar de Barcelona, un festival donde siempre puedes descubrir música nueva y vanguardista que termina pegando fuerte, pero nunca quito el ojo a la vieja escuela, y nombres como Jeff Mills siempre estarán presentes.

GB: ¿Cómo fue para ti abrir tu primer sello? ¿Qué buscabas con ello?

JF: He de decir que eso fue difícil ya que no sabía del todo cómo funcionaba, y aparte de que los temas míos que publicaba a la venta eran de peor calidad, había muchas distribuidoras que te ponían mucha letra pequeña y terminabas pagando tú para publicar los temas, entonces muchas veces iniciaba nuevos proyectos que duraban dos o tres canciones, hasta que di con la distribuidora con la que estoy trabajando ahora, Symphonic, y es con la que tengo todos mis proyectos porque trabajo muy bien con ellos, me responden siempre al instante y estoy contento con el tema de los pagos.

Los primeros sellos eso sí los abrí con mucha ilusión, y para mí el tener un sello discográfico aunque sea únicamente digital, supuso el cumplir un sueño que tenía desde pequeño, y que veía incluso inalcanzable, un sello son palabras mayores. Y pese a que los comienzos como ya he dicho antes fueron difíciles, la ilusión de los primeros días no me la quitó nadie, y esa misma ilusión la tengo ahora con mis dos proyectos, Survivor Records y My Deep Music.

GB: ¿Y cómo está el tema de las ventas musicales?

JF: No te voy a mentir, vender una copia de un tema es muy difícil, por lo general no se vende música y muchas veces es frustrante, ya que pese a no hacer esto por dinero sino por afición, bien es cierto que ver movimiento, ventas y en general que a la gente le gusta lo que publicas, es un gran incentivo, ya que te motiva a seguir con esto el ver que la gente compra lo que sacas a la venta, pero como ya he dicho antes, es un tema muy delicado ya que cuesta un mundo vender música.

GB: Para terminar, dinos un artista con el que te gustaría colaborar.

JF: Pues mira Ivan Garci es un productor de por aquí que me gusta mucho, su estilo es muy similar al mío y admiro mucho su producción. También por ejemplo Manuel Costela tiene un estilo muy elegante y creo que podría quedar algo muy interesante. Con Rodas también por ejemplo podría salir un tema de progressive trance muy bueno yo creo.
Por lo general no quiero producir con grandes nombres o gente famosa, yo soy feliz produciendo música con la gente con la que me llevo, con la gente con la que hablo y con la gente con la que comparto pasión por la música. A mí me haría feliz producir un tema hasta con mi hijo si nos pusiésemos a ello, es cuestión de pasión por la música lo que hace los grandes temas y no las colaboraciones con X artista por su nombre o su estilo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *