Will Atkinson, el último rey de Escocia

No sabemos exactamente si es un tributo a la película de Kevin Macdonald o una sátira hacia Carlos II, pero lo que sí que tenemos claro es que el escocés Will Atkinson ha sacado su primer álbum y eso debería ser motivo de júbilo.

Caracterizado por su desparpajo y por sus sesiones y canciones que no dejan indiferente a nadie, amado por muchos y cuestionado por otros por su abundante uso de samples, si de algo se puede jactar Will es de no dejar indiferente a nadie, y este álbum es una buena muestra de ello.

No vamos a esconder que nos hubiese gustado más un álbum de estudio, un álbum de principio a fin, un álbum que cuente una historia y un álbum que mantenga una progresión y un sentido, pero aun así este pese a haber sido una mera recopilación de temas que tenía sueltos, incluso entra en la categoría de álbum para la historia moderna del trance.

La intro, como no podía ser de otro modo, su rework al «Acid Folk» de Perplexer, grupo mítico de hardtrance escocés, aquella canción que deslumbró en su puesta en escena en ASOT 900 Utrecht en 2019 y que encabeza el estilo del álbum; acid y tech a raudales, sin llegar a perder la esencia trance de Reino Unido.

Esa esencia la encontramos en temas como «If I Spoke Your Language«, «Awakening» junto a Paul van Dyk, «Telescope» o «Last Night In Ibiza«, curiosamente singles de éxito lanzados poco antes del álbum, sin olvidarnos de canciones de ese estilo exclusivas del álbum que precisamente han sido las mejores del mismo, como «Rush» o «Burning Out«. Parece así, que Atkinson ha preferido dejar para el álbum la potencia de su repertorio, con canciones como «Cigarettes & Kerosene«, «Pipe Dreams» o «Kismet Energy«, esta última con toques incluso de hard dance.

Como no podía faltar en un álbum con la firma de Atkinson, también ha buceado en otros estilos y bastante dispares, desde drum and bass con «Happy Hours» hasta trance ambiental con «Long Way Home» pasando incluso por una canción con vocales de rap, pop y rhythm and blues.

Hazte con el álbum en digital, ya que las existencias físicas están agotadas por el momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *