Matt Lange y la deconstrucción de ‘This Is What It Feels Like’

La deconstrucción – no confundir con destrucción – es, en el mundo de la cocina, una técnica introducida por Ferrán Adrià que consistía en “utilizar y respetar armonías ya conocidas, transformando las texturas, formas y temperaturas de los ingredientes. Un plato deconstructivo conserva el “gen” de cada uno de los productos e incluso incrementa la intensidad de su sabor pero tiene una presentación novedosa. El resultado es un comensal que al probar el plato relaciona el sabor con la receta clásica, a pesar de no haberlo reconocido a simple vista. […] Asimismo, la también llamada “cocina desestructurada” tiene como elemento fundamental la creatividad pues el objetivo principal es cambiar la forma pero no el fondo de un plato y que al probarlo logre despertar el sentido del gusto (sabor de los alimentos), tacto (temperaturas y texturas), olfato (olor de los productos), vista (colores y formas) y oído (sonidos en la boca). […] A partir de esta nueva concepción, Ferran Adrià estableció una manera inédita de hacer y sentir la gastronomía y de ofrecer felicidad a la gente pues en su cocina nada es lo que parece“.

Con esta breve pero concisa noción del término ‘deconstrucción’, podemos perfectamente extrapolarlo a la música, y más aún, en su categoría más variada y ecléctica, la electrónica, de la mano de Matt Lange en su último trabajo remezclando una de las canciones más icónicas de Armin van Buuren, ‘This Is What It Feels Like‘, incluida en el nuevo y ambicioso proyecto que el holandés ha llevado a cabo, reversionando sus mayores hits de todos los tiempos en sonido house, deep trance y progressive trance, superando con creces las expectativas que genera hoy en día cualquier gran trabajo que sale de su discográfica, mal que le pese a quien está escribiendo estas línas.

En propias palabras de Armin, el remix de Matt Lange es una de las remezclas más oscuras que le han hecho jamás, fusionando una línea de tech house bastante oscuro constante a lo largo de todos los compases con una atmósfera techno, cargada de elementos ácidos en los que va incluyendo una armonía suave que acompaña la vocal de la canción.
Hasta ahí bien, es Matt Lange, no es la primera vez que le vemos coquetear por esos lares (aunque igual sí pensábamos que realizaría algo más progressive trance, dado a lo que ha significado la canción en sí), pero ha sido una producción totalmente inesperada la que ha salido de su estudio, ya que no ha seguido ningún patrón original vinculado con la canción, cogiendo piezas sueltas y desordenadas, añadiéndoles efectos distorsionadores y creando ecos confusos que se mezclan a la perfección con la línea de ácidos que ha aportado a la canción como principal protagonista de la misma.

Cabe destacar, en tan dantesco y caótico remix, que el verso principal de la original, ‘this is what it feels like’, ni siquiera ha sido empleado, tomando como protagonista la frase ‘And I don’t even know how I survive…’ que ni si quiera llega a dejar completa, ya que la entrelaza con ‘Somebody said me I’m going down’, la cual tampoco deja terminar a la perfección ya que es silenciada con un eco de la misma.

Esta remezcla nos hace ver que se cumplen los requisitos de lo antes mencionado sobre deconstrucción, ya que ha sido el curioso modo de ver de Matt Lange sobre ‘This Is What It Feels Like‘, “incrementando la intensidad de su sonido pero con una presentación novedosa, el resultado es un oyente que al probar el plato relaciona el sabor con la receta clásica, a pesar de no haberlo reconocido a simple vista. A partir de esta nueva concepción, Matt Lange estableció una manera inédita de hacer y sentir la música y de ofrecer felicidad a la gente pues en su estudio nada es lo que parece”.

Puedes hacerte con ‘Armin van Buuren feat. Trevor Guthrie – This Is What It Feels Like (Matt Lange remix)AQUÍ.